Vacaciones de verano!

No se si os ocurre a vosotros, pero a mí me cuesta desconectar de la rutina diaria y sumergirme en el descanso. Los dos primeros días estoy algo descolocada. Es por eso que hace ya unos años tracé lo que yo defino como mis rutinas vacacionales. Por ejemplo, el teléfono, esencial en mi trabajo, lo dejo aparcado y sólo lo utilizo cuando es estrictamente necesario.

Para mí, vacaciones significa descanso pero sin descuidarme. Tampoco quiero perder lo que he ganado durante el resto del año. Me refiero a estar en forma y mantenerme en mi peso. Las sesiones en el gimnasio, las sustituyo por tranquilos paseos. Me encanta caminar por la orilla del mar y sentir como el agua moja mis pies. Es una sensación muy agradable, que me proporciona bienestar.

La dieta es algo que suelo llevar a rajatabla. Sin embargo, en verano me doy algún capricho. Básicamente, mis menús se componen de ensalada, pescado o carne a la plancha y fruta. No obstante, no me privo de tomar algún helado o disfrutar de una buena cena. Eso sí, siempre procuro quedarme con un poco de hambre. Más que nada porque a los cinco minutos ya me siento saciada y así evito la pesadez de estómago.

El calor hace que el número uno de mis rutinas de belleza lo ocupe la hidratación. Cremas y mascarillas muy suaves que ayudan y protegen la piel. En cuanto al maquillaje, un poco de sombra, raya negra en el párpado superior, ambas cosas difuminadas con pincel, máscara de pestañas, un toque de blush en las mejillas y brillo de labios.

Amig@s, me voy a la playa. En mi bolsa llevo protector solar, una toalla y un libro: “Criadas y Señoras”. Cuidado con el sol, hidrataros bien y disfrutad de vuestras vacaciones. Hasta el próximo post.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *