San Francisco enamora

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es una ciudad realmente encantadora y su principal “gancho” es un fastuoso puente. Es San Francisco, en Estados Unidos, y la infraestructura que todos desean visitar es el Golden Gate, una joya arquitectónica, referente de esa localidad y que puede recorrerse a pie, en bicicleta y en vehículo.

San Francisco se caracteriza por tener un estilo bastante victoriano y por ser la sede de la infame cárcel de Alcatraz. Es un centro multicultural, donde conviven y se encuentran muchas razas y gustos. Allí mismo están las aguas del océano Pacífico, rodeadas de puertos y comercios para el disfrute de los visitantes. Esos muelles son el centro de las transacciones financieras de la ciudad.

Las inclinadas calles con sus bajadas, tranquilas y el constante paso del tranvía son la real representación de San Francisco. Para poder andar estos caminos es indispensable contar con una buena condición física porque el esfuerzo tendrá que ser mayor. Hay que tomarse el tiempo necesario, que no es poco, para poder conocer toda la ciudad que ofrece múltiples espacios para el entretenimiento.

La historia de San Francisco se remonta a los años 1700 y 1800, cuando se establecieron allí representantes de la Corona Española y autoridades mexicanas. Ir a sus barrios más importantes también es una ruta que no debe obviarse. Entre los más populares están el Haight-Ashbury, cuna del movimiento hippie en los 60. Está conformado por residencias de vivos colores y un ambiente bohemio que le dan una apariencia particular y antigua al vecindario.

Otro barrio conocido es Castro, creado en los 70 y que con el paso de los años obtuvo el título del espacio con mayor comunidad gay del mundo. Los colores varios que adornan las calles son muestra de la diversidad sexual que en la actualidad representa. Toda una experiencia inolvidable.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *