Pacaya Samiria: una selva peruana donde abunda la diversidad

 

Una hermosa selva que deja recuerdos inolvidables. Eso y más se halla en Pacaya Samiria, ubicada en Perú. Cuenta con espacios verdes donde se pueden contemplar fauna y flora comprendida de colibríes, delfines, plantas, serpientes y mucho más. El parque está integrado por unas 2 millones de hectáreas, considerada el área más extensa de la nación. Se le llama también entre sus pobladores como “selva de los espejos” y es ideal para las personas que se sienten identificadas con la naturaleza y sus regalos.

Es una reserva natural que se encuentra en una zona cuyo acceso no es nada sencillo, pero vale la pena. Primero, se debe tomar un avión hasta Iquitos. Lo recomendable es comprar un paquete turístico que cubra todos los servicios y traslados. Además, nadie puede hacer excursiones por Pacaya Samiria sin un guía.

El costo de un boleto de Lima, la capital peruana, hasta Iquitos oscila es de unos 100 dólares. El recorrido continúa vía marítima o por carretera al puerto de Nauta, desde donde seguirá la ruta en canoas hasta albergues. Una vez que se llega a la selva, dispone de una semana aproximadamente, para pasear. Sin embargo, hay casos en los que la gente decide pasar hasta dos semanas con el fin de contemplar toda la extensión.

Lo más recomendable es usar zapatos cómodos para caminar o botas en el caso en que la temporada sea lluviosa. En Pacaya Samiria se deleitará de 330 tipos de aves, más de 150 reptiles y anfibios, además de más de 200 tipos de monos, sapos, ranas, peces, anacondas, delfines y guacamayos. Todo un deleite natural. Muy importante valerse de repelente porque los insectos probablemente perduren durante todos los recorridos.

Es una selva apta para quienes prefieran los espacios al aire libre. Es una verdadera belleza. Imperdible e inolvidable.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *