Las ruinas de Chan Chan son muestra de organización inca

Las ruinas de Chan Chan están ubicadas en el Valle de Moche en Perú. Son un fiel reflejo de la historia y la cultura de la época. Consta de una extensión territorial de 20 kilómetros cuadrados y la integran diez ciudadelas y algunas pirámides. También hay estructuras que ya están derruidas por el paso del tiempo, como canales, murallas, cementerios y veredas. Una joya arquitectónica.

Para llegar a las ruinas debe acercarse hasta los alrededores del balneario de Huanchaco y la ciudad de Trujillo. Las ciudadelas de Chan Chan tienen su nombre cada una: Squier, Gran Chimú, Bandelier, Uhle, Chayhuac, Tschudi, Rivero, Laberinto, Tello y Velarde. Según los historiadores, están ubicadas desde el norte siguiendo el sentido de las agujas de un reloj. Fueron algunos investigadores y excursionistas los responsables de colocarles las denominaciones. La ciudadela más destacada es la de Rivero, que consta de 8,7 hectáreas, pero la de mayor tamaño es Gran Chimú con 22,1 hectáreas. El resto tiene 14 hectáreas.

La forma en la que están divididas las ruinas de Chan Chan demuestra que en la época, las clases sociales estaban separadas y asignadas a determinadas áreas, dependiendo de la condición económica de las familias. Las ciudadelas solo tienen una puerta de ingreso y salida, además están rodeadas de enormes murallas que servían de modo de protección y resguardo.

También se visualizan los barrios marginales, como se les catalogó. Son construcciones más pequeñas y muy pegadas unas de otras. Asimismo, están las zonas de élite que son más grandes y hermosas. Los historiadores suponen que las bases de lo que son hoy las ruinas no fueron construidas en un solo día, sino que tomó un tiempo prolongado.

En todo caso, las ruinas de Chan Chan son muestra de la civilización de la época y forma parte de la historia peruana.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *