Las bellezas de la soleada ciudad de Chiclayo

 

Mucho se habla de las nevadas que se pueden contemplar en las montañas de Perú, pero no todo el país es así de frío. De hecho, ejemplo de ello es la capital del departamento de Lambayenque, Chiclayo. Es una hermosa ciudad que atrae por su turismo, su movimiento comercial y económico y su capacidad de mantenerse de pie. Su principal característica es el clima soleado y caliente, por lo que se puede huir hacia esta localidad cuando las temperaturas están muy frías y lluviosas.

El mar es lo que más invita a los turistas a visitarla, además tiene un valle precioso que sirve como espacio para la agricultura de sus pobladores. En Chiclayo destaca la producción de algodón, caña de azúcar y arroz. Sin duda, es un lugar perfecto y pujante en la zona nororiental de la nación.

Chiclayo se halla a 770 kilómetros de Lima, la capital de Perú, si se hace el recorrido por la carretera Panamericana Norte. En total son unas largas 10 horas de viaje, por lo que es importante tomar previsiones si el traslado es en carro. Mientras que por vía aérea solo es de una hora.

Si el viaje fue en carro, justo en la entrada de la ciudad podrá hallar terminales que lo pueden trasladar hasta el centro de Chiclayo, donde tiene la oportunidad de pasear para conocer el movimiento comercial y a los habitantes. Los aviones aterrizan en el aeropuerto internacional José Abelardo Quiñones González.

En Chiclayo el turista encontrará lugares arqueológicos que guardan mucha historia. Se mencionan entre ellos los valles de Zaña, La Leche y Motupe. La mayoría de los pueblos peruanos son cuna de historia y antepasados. Son lugares que vale la pena conocer porque forman parte de la cultura de la región. Son ejemplo de lo que se podía hacer en esa época.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *