Descubre Venecia

Ciudad italiana y capital de la región del Véneto.
Conocida popularmente como la ciudad de los canales, Venecia es, con poco más de 60.000 habitantes, una de las ciudades más visitadas (y originales) de Europa. Compuesta por más de 120 islas y 6 barrios o sestieri, la serenissima es una de las ciudades más fascinantes de Europa, donde la altura sobre el nivel del mar nunca supera los 80 metros.
Italia, al igual que España, es parte de la Unión Europea y de su moneda única: el Euro.
Más de la mitad de la población activa de la ciudad está dedicada a la hostelería y al turismo.

Las Maletas del Viajero

Documentación para viajar a Venecia

  • DNI o pasaporte en vigor.
  • Tarjeta Sanitaria Europea, para ser atendido en cualquier centro hospitalario público del país.

Clima y horarios de Venecia

  • Desaconsejamos visitar la ciudad durante los meses de verano. Un calor sofocante, además de un desagradable olor proveniente de los canales, serán una constante en nuestro viaje. Pero, sobre todo, la incesante marea de visitantes, que abarrotan sus calles durante estos meses, harán de nuestra escapada a Venecia algo, en cierta medida, desagradable. Quizá el otoño (incluso el invierno) sea el mejor momento para visitar la ciudad, aunque las temperaturas pueden ser realmente bajas.
  • Aunque Venecia es una de las ciudades más turísticas del mundo, sus horarios no son excesivamente flexibles. A las 20 horas resulta difícil encontrar alguna iglesia, museo o tienda abierta, aunque sus restaurantes y bares suelen abrir hasta las 23 horas.

Cómo llegar a Venecia, transportes

  • El principal aeropuerto de la ciudad es el aeropuerto internacional Marco Polo, a 13 kilómetros del centro. Compañías como IberiaAlitalia o Vueling ofrecen vuelos diarios, a precios asequibles, con las principales ciudades españolas. Para llegar a la ciudad, la mejor opción es el vaporetti (o barco de agua), que se toma en un embarcadero junto a la terminal. Es caro y algo lento (casi una hora), pero os dejará en la mismísima Piazza San Marco. Otra opción es el autobús, que os dejará en la Piazzale Roma. Allí podrás tomar cualquier vaporetti que recorre el Gran Canal.
  • El pequeño aeropuerto de Treviso, a 25 kilómetros de la ciudad, es la puerta de acceso de muchos turistas que visitan Venecia, ya que la compañía irlandesa Ryanair tiene su sede allí. El Eurobus os llevará en poco más de una hora a la Piazzale Roma. Olvidaros del taxi.
  • Venecia es una ciudad pequeña, que se puede (y se debe) recorrer andando. Pese a ello, algunas veces necesitarás usar el vaporetti, tanto para alcanzar la isla de San Giorgio Maggiore o como disfrutar de un magnifico viaje por el Gran Canal. Comprad billetes sencillos (single) en las máquinas expendedoras que encontraréis en las principales paradas (2 euros). Compradlas en el mismo barco, os saldrá notablemente más caro (6,5 euros).

Imprescindibles en Venecia

 

  • Piazza San Marco. Napoleón la definió como “el Salón más elegante de Europa” y, para nosotros, una de las plazas más hermosas de Europa (junto a la Plaçe des Vosges, en París, y la Plaza de la Paja, en Madrid). Verdadero corazón de la ciudad, pasear por ella al anochecer, cuando la gran marea de turistas ya han abandonado la ciudad, es una verdadera delicia.

    • Basílica de San Marcos y Campanille, en la parte más oriental de la plaza, y erigida en el siglo IX para honrar las reliquias de San Marcos, robadas en su tumba de Alejandría, representa la extraña fusión de oriente y occidente de casi toda la ciudad. Los dorados mosaicos de sus bóvedas bien merecen, por si solos, la visita a Venecia. Aunque su precio nos parece excesivo (8 euros) las vistas desde lo más alto del Campanille son excepcionales.

    • Palacio Ducal, junto a la Basílica de San Marcos y erigido en el siglo XIV, es uno de los monumentos más populares de Venecia, con su delicioso color rosa y sus columnatas blancas. Fue la sede del poder durante la República de Venecia. Desde el palacio, el popular Puente de los Suspiros, que conecta el edificio con la prisión.
  • El Gran Canal. Antiguo acceso con el Adriático y punto de origen de la ciudad. Jalonado por fastuosos (y decadentes) palacios e iglesias, os recomendamos tomar un vaporetto, que os llevará desde San Marco a la Piazzale Roma (o viceversa) es uno de los recorridos urbanos más fascinantes del mundo. Hacedlo de noche. Aunque es difícil destacar alguno de los maravillosos ejemplos de arquitectura bizantina que jalona en Gran Canal, nos quedamos con el Puente Rialto, quizá el más conocido de la ciudad (y el más antiguo, pues su primera versión, en madera, data del año 1.181), flanqueado por el populoso (quizá demasiado) Mercado de Rialto. Y casi frente a San Marco, junto al Puente de la Academia, la iglesia de Santa Maria della Salute, cuya enorme cúpula puede divisarse desde cualquier parte de la ciudad, ejemplo del barroco veneciano. Su planta octogonal la hace única en el mundo. Varios lienzos de Tiziano y Tintorettodescansan en su interior.
  • Isla de San Giorgio Maggiore. A escasos metros de la Piazza San Marco, esta deliciosa isla esconde la hermosa iglesia de Palladio, desde cuyo campanille disfrutaremos de unas impresionantes vistas. La pintura La deposición de Cristo, consideraba última obra de Tintoretto, está aquí.
  • Venecia, sin más. Pese a los excesos del turismo, se trata de una de las ciudades más fascinantes del mundo (desde luego, una de las más originales). Perderse por sus callejas, puentes y plazas (que aquí se llaman Campo), descubrir pequeñas iglesias que no aparecen en los mapas, ver tu silueta reflejada en el agua de los canales al anochecer, sentir una mano que roza la tuya al doblar una esquina, susurrar al oído de los leones rojos de la Piazzetta dei Leoncini de la Piazza San Marco, junto al inteligible y zodiacal torre dell’Orologio… Un delicia…
  • Si quieres disfrutar de un paseo en góndola, no se te ocurra negociar con los gondoleros: os engañarán con total seguridad. Acudid a cualquier Oficina de Turismo de la ciudad (la mayor se encuentra frente al embarcadero de Piazza San Marco). Aunque os saldrá caro (el precio puede rondar los 100 euros para una góndola de 4 – 5 personas) tened la seguridad de que son precios “oficiales” sin engaño (o suplementos de última hora) posibles.

Dónde dormir, comer y salir en Venecia

  • Una pregunta habitual de los turistas en Venecia es: ¿se puede disfrutar de un buen hotel en Venecia a precios razonables? Y la respuesta, por extraña que parezca, viendo los altísimos precios de la ciudad, es que sí. Muchos visitantes se hospedan en tierra firme, como en el cercano pueblo de Mestre, y otros sólo pasan unas horas en la ciudad. Si a esto le unimos la infinidad de pequeñas pensiones y hoteles (algunos realmente lamentables, eso sí) de la ciudad, hace que podamos encontrar, a buenos precios, alejamiento de cierta calidad, y muy céntricos. Nos gustan:

    • A pocos metros de Piazza San Marco, destacamos Locanda Ca’ La Bricola (San Marco, 489) y el Hotel Montecarlo (Calle Specchieri), reformados y a buenos precios.
    • Junto al Puente de los Suspiros, el Hotel Riva (Ponte dell’Angelo, San Marco 5310) goza de unas vistas inmejorables.
  • Aunque comer (y beber) en cualquier ciudad italiana, siempre que nos alejemos de los centros turísticos, suele ser asequible y de calidad, en Venecia conviene recordar que estamos en una ciudad que vive por y para el turismo, es decir, que los precios en casi cualquier trattoria, pizzería o restaurante serán abusivos, con una calidad poco más que aceptable. Es habitual que nos encontremos en la factura suplementos (o impuestos) que rara vez aparecen en las cartas expuestas en la calle. Huid de todos los sitios (por desgracia, demasiados) donde figura el temible cartel Menú turístico. Pese a ello, hay bastantes cafeterías, casi todas maravillosamente decoradas, donde podemos tomar una porción de pizza o calzone casero, a buenos precios. Si estáis dispuestos a gastar algo más, recomendamos para cenar en Venecia La Cantina (Strada Nuova), donde la selección de vinos y quesos es excelente, y la osteria Bancogiro, en Campo San Giacometto, en el Mercado de Rialto.
  • Aunque Venecia no es famosa por su animada vida nocturna, en los alrededores del Campo San Giacometto, junto al Puente de Rialto pero ciertamente alejados del bullicio de los turistas, nos encontraremos algunos bares, tascas, osterías y restaurantes, donde podemos disfrutar, al anochecer, de excelentes vinos (a precios asequibles siempre que se pidan en la barra, si nos sentamos en una mesa y un camarero nos las sirve, el precio puede duplicarse). La región del Véneto tiene algunos deliciosos. La ostería Bancogiro nos encanta.
  • Aunque los cafés que jalonan la Piazza San Marco son espléndidos, como el mítico Caffé Florián (que tanto gustaba a Lord Byron), no entréis. Sólo lo hacen los japoneses.

Nuestra Opinión de Venecia

  • Pese a los excesos del turismo y los elevados precios, Venecia es un destino imprescindible para todo viajero. A pocas horas de avión de España, un par de días serán suficientes para descubrir (en cierta medida) algunos de los encantos de esta singular ciudad, por la que vagabundear, sin rumbo fijo, ya es un placer.

Mapas de Venecia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *