Descubre Lisboa

Capital de la República de Portugal.
Siendo una de las capitales europeas más occidentales, la ciudad de Lisboa tiene casi un millón de habitantes, con un uso horario menos que el resto de la península.
Portugal entró en la Unión Europa en 1986, el mismo año que España, y forma parte de su moneda única: el Euro.

Las Maletas del Viajero

  Documentación para viajar a Lisboa

  • DNI o pasaporte en vigor.
  • Tarjeta Sanitaria Europea, en vigor desde 2004, para ser atendido en cualquier centro hospitalario público del país.

  Clima y horarios de Lisboa

  • Con un clima templado, similar al español, no olvides llevar ropas ligeras en primavera – verano y de abrigo y lluvia durante los meses de invierno.
  • Aunque los horarios comerciales y de sus museos son similares a los españoles, a las 19 horas suele estar todo cerrado (durante el verano, los horarios suelen ampliarse).

 Cómo llegar Lisboa, transportes 

  • El Aeropuerto Internacional de Lisboa, conocido como Portela, está a 7 kilómetros de la ciudad y ofrece vuelos diarios a las principales ciudades españolas. Compañías como Air Europa, Iberia o la portuguesa TAP tienen vuelos diarios a precios asequibles, aunque nuestras favoritas son las low-cost Vueling o EasyJet.
  • Desde el Aeropuerto al centro de la ciudad, hay autobuses cada 30 minutos, aunque si vas con más gente, quizá te interese coger un taxi. Estaréis en el centro por menos de 20 euros.
  • Otras opciones para llegar a Lisboa puede ser el tren (actualmente se está trabajando en un Ave que una Madrid con la capital portuguesa, aunque nunca antes del 2014) o en autobús, donde varias compañías como Eurolines ofrecen unos precios realmente bajos.
  • Aunque Lisboa es una ciudad ideal para recorrer andando, la compañía municipal Carris gestiona los autobuses, tranvías y elevadores de la ciudad. Lo ideas es adquirir unos bonos (passes) de1, 2 o 3 días. La tarjeta turística Lisboa Card, pese que sus buenos descuentos en museos y restaurantes, no es muy recomendable para estancias breves. Desde esta guía de viaje de Lisboa, la desaconsejamos. El taxi, en caso de tener alguna urgencia, es una opción asequible y segura.

Imprescindibles en Lisboa

  • Más que un museo o monumentos destacables, Lisboa es un ciudad de barrios. En concreto, los maravillosos barrios de La Baixa o El Barrio Alto – Chiado. Se trata de las dos caras de la misma moneda que es Lisboa. La Baixa es comercial, cosmopolita, bulliciosa, con un trazado de calles rectilíneas que desembocan en la Praça do Comercio, para muchos la plaza más hermosa de Europa.
  • El Barrio Alto – Chiado es popular, laberíntico, mezcla de lujo y pobreza y repleto de vida tanto por el día como por la noche. Lleno de bares, restaurantes, librerías, cafés teatros y las míticas tabernas alfacinhas, donde podrás tomar un bocado de bacalao, probar unas riquísimas gambas al ajillo o beber un pequeño vaso de ginjinha, delicioso licor de cereza típico del país.
  • Comunicando ambos barrios está en Elevador de Santa Justa, donde podrás disfrutar de una maravillosa vista panorámica de gran parte de Lisboa. Elevador Santa Justa Lisboa
  • El barrio de Belém, en la parte más occidental de la ciudad, contiene algunas joyas imprescindibles para todo viajero que visite Lisboa:
  • El Monasterio de los Jerónimos, obra maestra del arte Manuelino, fechada en el siglo XVI y considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, en 1984.
  • La Torre de Belém, también Patrimonio Cultural de la Unesco, y antigua torre aduanera y prisión.
  • Padrao Dos Descubrimentos, colosal monumento a los descubridores, (muchísimos) que han nacido en Portugal.

Para llegar al barrio de Belém, toma el Tranvía 15 que sale de la Plaça do Comercio, y bájate en la parada de Belén, junto a la Av. De Brasilia, frente al Atlántico y claramente indicado. Te recomendamos visitar el Monasterio de los Jerónimos. Contempla por fuera el resto de monumentos del barrio: no tendrás tiempo para más.

  • Castelo de Sao Jorge, en el popular barrio de Alfama: antigua fortificación visigoda desde la que se disfrutan las mejores vistas de la ciudad. Aunque los tranvías 12 y 28 os dejarán junto al Castelo, merece la pena vagabundear por las calles de Alfama, que muchos lisboetas consideran el verdadero casco viejo de la ciudad, compuesto por un laberinto de callejas y pequeños jardines.

Dónde dormir, comer y salir

  • Recomendamos, para dormir en Lisboa, hoteles modestos y céntricos: Lisboa sigue teniendo precios asequibles en su oferta hostelera (aunque en los meses de julio y agosto las tarifas se encarecen) y no será difícil encontrar pequeños hoteles o pensiones, limpias y acogedoras, en los barrios más céntricos.

o En el Barrio Alto – Chiado, recomendamos el Hotel Borges (R. Garret, 108) o la Pensión Londres (R. Dom pedro V, 53).

o En la Baixa, nos gusta el Hotel Internacional (R. Betesga, 3), la Pensión Alcobia (R. Do Poco D Borraém, 15) o el Hotel Mundial (Praça Martim Moniz, 2).

  • Cualquier tasca o alfacinha del centro es una buena opción para comer en Lisboa (o tomar un buen trago que te ayude a recuperar el aliento y a continuar con el vagabundeo). No te dejes impresionar por su (habitual) aspecto desastrado o algo sucio: se suele comer de primera, a precios muy asequibles y con un trato inmejorable. En la Baixa nos encanta la Cervecería Ruca (R. da Conceiçao, 47); en el Chiado, comed deliciosas croquetas de bacalao en los Jerónimos (Travessa Da Espera, 34) con una deliciosa cerveza Sagres, la más típica de Portugal.
  • Aunque en los barrios de Alfama y Baixa podrás encontrar infinidad de cervecerías y tascas que cierran tarde, el barrio nocturno, por excelencia, es Chiado. Repleto de vida, la zona está llena de pubs, coctelerías, cervecerías, alfacinhas, cafés, pequeñas discotecas,… locales para todo tipo de ambientes y edades. Aunque los lisboetas son poco dados a las grandes discotecas, si eso es lo que buscas, podrás encontrar algunas en Belém, en el Paseo Marítimo, cerca del puerto.

 

Nuestra Opinión de Lisboa

  • Si lo vuestro es pasear, caminar, vagabundear, andar de aquí para allá, perderos por sinuosas callejas, pequeñas plazas y deliciosos miradores, esta ciudad es para vosotros un regalo de los Dioses. Y si a todo eso le añadimos su proximidad geográfica, la simpatía de sus gentes y sus (todavía) precios asequibles, no lo dudéis. desde esta guía de viajes creemos que Lisboa es una gran opción en estos tiempos de crisis para cualquier escapada. Disfrutadla.

Mapas de Lisboa

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *