Descubre Budapest

Capital de Hungría y ciudad más poblada del país.
Con poco más de 1.700.000 habitantes, Budapest reúne a casi un quinto de la población del país, siendo el resultado de la unificación en 1873 de las ciudades de Buda y Óbuda y Pest, situadas a ambos lados del río Danubio.
Budapest es uno de los destinos favoritos para cualquier turista del mundo, con casi 2 millones y medio de visitantes al año.
Aunque Hungría es miembro de la Unión Europea desde 2004, no es parte de su moneda única, el euro, y continúa con su antigua moneda, el florín húngaro (HUF).
250 florines corresponden a un euro, aproximadamente.
Aunque los húngaros no son populares por sus conocimientos en otros idiomas, cada vez es más habitual, sobre todo en los barrios más turísticos de la ciudad, oír inglés.
Hungría tiene la misma hora que en España.

Las Maletas del Viajero

Documentación en Budapest

  • DNI o pasaporte en vigor.
  • Tarjeta Sanitaria Europea, para ser atendido en cualquier centro hospitalario público del país.

Clima y horarios Budapest

  • Aunque no es habitual sufrir un calor excesivo, incluso durante los meses de verano, la humedad en Budapest, en julio y agosto, puede ser realmente agobiante. En invierno, es habitual que las temperaturas medias bajen de los 0 grados. Por ello, desde Tu Guía de viajes para Escapadas, te aseguramos que la mejor época para visitar la ciudad son los meses de primavera y otoño, con temperaturas suaves y escasas lluvias.
  • Hungría, al igual que la mayoría de los países de la antigua órbita soviética, tiene horarios bastante diferentes a los del sur de Europa. Es raro encontrar tiendas abiertas pasadas las 18 horas, igual que sus museos e iglesias. Aunque en una ciudad tan turística como esta cada vez son más los restaurantes y bares que cierran tarde, te recomendamos no demorar demasiado tu hora de cenar, o tendrás que recurrir a alguna cadena de comida rápida.

Cómo llegar a Budapest, transportes

  • El único aeropuerto internacional del país es el aeropuerto de Budapest – Ferihegy, situado a unos 20 kilómetros de la ciudad y perfectamente comunicado gracias a un servicio de autobuses (Airportminibusz) que te llevarán a la ciudad en media hora. El autobús Centrumbus te dejará en la estación de metro Deák tér, en el centro. No te recomendamos el servicio de taxis. Aunque te dejará en la puerta de tu hotel, a ti y a tus maletas, suelen ser habitual que los taxistas húngaros “abusen” de sus clientes extranjeros alargando sus viajes mucho más de lo necesario.
  • Desgraciadamente, y aunque Budapest es una de las ciudades más visitadas de Europa, no existen compañías aéreas low cost que unan España con Hungría. La húngara Malev y la española Iberia unen con vuelos directos las ciudades de MadridBarcelona y Málaga con Budapest. Eso sí, los precios son algo altos.
  • Muchos turistas que visitan la ciudad vienen (o van) para la vecina Viena. Ambas capitales están conectadas por trenes que salen cada 3 horas y con una duración de poco más de 2 horas y media.
  • Budapest goza de unas dimensiones ideales para recorrer andando, aunque necesitarás del transporte público para visitar algunas de sus atracciones más interesantes. El servicio de Metro y Tranvía es eficiente, barato y funciona hasta las 23 horas. La línea 2 de Tranvía, que recorre el Danubio, es todo un placer. Aunque algunas guías os recomendarán la Budapest Pass, con descuentos en museos y transportes urbanos gratuitos, nosotros la desaconsejamos. Comprad billetes sencillos según los necesitéis. Hay muchísimos revisores, así que no penséis en colaros.
Imprescindibles en Budapest
  • Sin duda, hay tres lugares que definen esta ciudad y que todo viajero debe conocer en cualquier escapada a Budapest, por breve que sea:
    • Castillo de Buda, en la colina de Buda, es una de las imágenes más populares de la ciudad y antigua residencia de los Reyes de Hungría. Este castillo “incluye” la Galería Nacional de Hungría y la Biblioteca Széchenyi, además del menos interesante Museo de Historia de la ciudad. Merece la pena subir a la colina de Buda y vagabundear por sus maravillosas callejas, tomando el funicular Budavári Sikló y bajando andando.
    • Si hay algún monumento más popular que el Castillo de Buda es, sin duda, el Parlamento. Construido entre 1884 y 1902, el Parlamento de Budapest es uno de los mayores del Mundo con algunas estancias realmente fascinantes, como su Escalera Principal, que ofrece una visión del interior realmente sobrecogedora. Hay visitas guiadas en castellano y gratuitas para todos los ciudadanos de la Unión Europea, aunque eso sí, venid pronto y preparaos para hacer cola.
    • El Puente de Cadenas es el puente más antiguo de Budapest, inaugurado en 1849. Antes, sólo se podía cruzar el Danubio en barca o sobre sus aguas congeladas durante los meses de invierno. Cruzar este puente sin prisa, al anochecer, es un delicioso regalo para cualquier viajero. Eso sí, este puente es una reconstrucción del original, destruido durante la Segunda Guerra Mundial.
  • Otro monumento imprescindible de la ciudad es su Sinagoga (calle Dohány, Metro Astoria, línea 2), la más grande del mundo tras la de Jerusalén. A su alrededor se construyó el barrio judío, donde más de 2.000 personas murieron de hambre y frío. Mención especial merece el Árbol de la Vida, conmovedora escultura similar a un sauce en el que cada hoja lleva el nombre de un judío muerto durante el Holocausto.
  • Aunque su valor artístico es escaso, el mirador conocido como Bastión de los Pescadores permite disfrutar de algunas de las mejores vistas de la ciudad, en especial del Parlamento. Este mirador está muy cerca del Castillo de Buda, así que aprovechad la visita para conocer ambos monumentos.
  • Budapest es conocido, y con razón, por sus maravillosos balnearios. El más conocido, y hermoso, es el Balneario Gellert, junto al hotel con el mismo nombre (paradas Szent Géllert tér, para el tranvía y el autobús). Es precioso, pero algo caro. En la recepción de tu hotel u hostal te recomendarán docenas. No dudes en acudir a cualquiera durante tu escapada a Budapest, están muy controlados por el ayuntamiento de la ciudad y su higiene es excelente.
Dónde dormir, comer y salir en Budapest
  • Aunque la oferta hotelera de Budapest es variada, los precios suelen ser altos y las infraestructuras dejan bastante que desear. Aunque siempre lo hacemos, en esta ciudad lo recordamos encarecidamente: buscad hoteles céntricos. Nos gustan:
    • El Hotel Mercure Museum (Trefort utca, 2) y el Ibis Budapest Centrum (Raday ut 6) son nuestros favoritos, por localización y precio.
    • Para presupuestos ajustados, aunque céntrico y muy limpio, nos gusta la pensión Beatrix (Széher ut 3).
    • Nos encanta el Hotel Gellért (Szent Géllert tér 1). Aunque se trata de un hotel caro, se trata de una joya para compartir con alguien muy especial si disponemos del presupuesto necesario.
  • Comer (y beber) en Budapest no es apto para estómagos sensibles. El (muchas veces) exagerado uso de especias y paprika hace que cualquier
    plato que pidamos sea una “pequeña” aventura para nuestras papilas. Por la avenida Andrássy y la calle Váci Utca encontraremos varios restaurantes a precios razonables. Por la plaza Liszt Ferenc tér encontrarás restaurantes muy interesantes, como Menza. No te pierdas la famosa sopa goulash, de carne, verduras y paprika. Fuerte pero deliciosa.
  • Budapest es, junto con Madrid y Berlín, una de las capitales europeas más animadas de noche. Es habitual encontrar tascas, cervecerías, bares, discotecas… abiertas hasta altas horas de la madrugada y llenos de gente de todas las edades. Cerca de la parada de metro Ópera están algunos de nuestro garitos favoritos, como el Cactus Juice (Jokai tér 5) o Piaf (Nagymezö utca, 25). En la misma calle está la discoteca de moda de la ciudad: B7, gente guapa hasta altas horas de la madrugada con los mejores DJs del momento.

Nuestra Opinión de Budapest

  • Pasear por las calles de Budapest, al anochecer y sin perder de vista el Danubio, es una de las experiencias más hermosas, como viajeros, que podemos disfrutar en Europa. Educada, culta, moderna pero sin perder su antiguo encanto, la ciudad de Budapest es ideal para una breve escapada.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *