Descubre Bilbao

Aunque apenas si supera los 350.000 habitantes, se considera unas de las ciudades más importantes de España, debido a su gran desarrollo económico, industrial y financiero, al que se ha unido, recientemente, un notable crecimiento en el sector turístico. Aunque el euskera está reconocido como lengua oficial en el País Vasco, potenciando su enseñanza en las escuelas, son pocos los bilbaínos que lo hablan con regularidad.

Las Maletas del Viajero

Documentación para viajar a Bilbao

  • DNI o pasaporte en vigor.
  • Tarjeta Sanitaria, para ser atendido, en caso de urgencia, en cualquier centro hospitalario público de la ciudad.

Clima y horarios en Bilbao

  • La villa de Bilbao está ubicada en el norte de la península, muy próxima al mar Cantábrico, por lo que su clima es muy lluvioso (los días de lluvia superan el 40 % del total), aunque sus temperaturas, tanto en invierno como en verano, rara vez son extremas.
  • Bilbao dispone de un horario francamente flexible, aunque no tanto como otras ciudades españolas. Los bilbaínos suelen ser madrugadores y poco dados a trasnochar. Pese a ello, casi todas sus tiendas, al igual que sus museos, suelen cerrar entre las 8 – 9 de la noche, mientras que los restaurantes, cafeterías y bares suelen permanecer abiertos hasta tarde.

Cómo llegar a Bilbao, transportes 

  • El Aeropuerto Internacional de Bilbao – Sondika, está a 10 kilómetros de la ciudad y ofrece abundantes vuelos a las principales ciudades españolas con aeropuerto. Aunque algunas compañías disponen de ofertas puntuales entre Bilbao y otras ciudades españolas, los billetes suelen ser caros. Sólo la low-cost Vueling tiene sede aquí.
  • Para desplazarse al centro de la ciudad desde el Aeropuerto, hay varias opciones: la mejor es el autobús, que en 15 minutos os dejará en la estación de autobuses de la ciudad, muy cerca del estadio de fútbol de San Mamés. Si sois varios, el servicio de taxis puede ser otra buena opción, ya que por menos de 25 euros estaréis en la puerta de vuestro hotel. Aunque, si se cumplen los plazos, a partir del 2012, la mejor manera de ir y volver al aeropuerto de Sondika, será el Metro, cuyas obras de ampliación ya han comenzado.
  • El Ministerio de Fomento anunció que, para el año 2014, el tren Ave llegaría a Euskadi, haciendo que el trayecto Madrid – Bilbao durase 2 horas y media. Actualmente tarda más de 4.
  • Aunque casi siempre es una opción que desaconsejamos, llegar a Bilbao por carretera puede ser una buena idea. Los accesos son excelentes, y Bilbao no sufre los interminables atascos de otras ciudades españolas, debido a un gran esfuerzo, por parte de las administraciones locales, de impulsar el transporte público.
  • No necesitáis ningún tipo de transporte dentro de Bilbao. La ciudad tiene unas dimensiones ideales para recorrer andando. Pese a ello, mención especial merece su Metro, diseñado por el arquitecto Norman Foster. Una delicia.

Imprescindibles en Bilbao

  • Guggenheim Bilbao. Poseer, desde 1997, uno de los pocos museos Guggenheim repartidos por todo el mundo, ha hecho que la villa de Bilbao sea reconocida internacionalmente. Y si a eso le sumamos un diseño rompedor (idolatrado por muchos, denostado por otros) del arquitecto norteamericano Frank Gehry, visitar este museo (pese a sus modestas colecciones permanentes) se ha convertido en el principal reclamo para conocer la ciudad.

  • Proyecto Ría 2000. Al rededor del Guggenheim, y gracias a la masiva afluencia de visitantes (y su dinero) a la ciudad, Bilbao ha iniciado un largo proceso de transformación, a partir de su antigua ría, de una fría y gris ciudad industrial en el norte de España, en una población viva, innovadora, de profunda vocación artística, abierta al mundo y a todas sus tendencias. Pasea por su ría, cruza por sus maravillosos puentes, detente en el Palacio Euskalduna, o frente al ayuntamiento de la ciudad. Ten cuidado con los nuevos tranvías eléctricos (son extremadamente silenciosos), y si puedes hacer este vagabundeo al anochecer y con alguien de quien estés enamorado… mejor.
  • Las 7 calles. Verdadero casco viejo de Bilbao y origen de la ciudad. Aunque el teatro Arriaga o la Catedral de Santiago bien merecen una visita, este casco histórico es una delicia para todos los que aman (amamos) el txikiteo o los pintxos. Cualquier bar, por pequeño y descuidado que te parezca, os podrá ofrecer pequeñas delicias en miniatura. Disfrútalas. Sólo aquí (y quizá en el casco viejo de San Sebastián o Pamplona) las tomarás así.

Dónde dormir, comer y salir

  • La transformación de Bilbao en ciudad turística ha hecho aumentar la oferta hotelera, aunque sus precios continúan siendo asequibles, y el trato excelente. Nos gustan:

    • Hotel Arriaga (Rivera, 3) o el Hotel Sirimiri (Plaza Encarnación, 3), céntricos, renovados y con una relación calidad – precio inmejorable.
    • Abba Parque (Rodríguez Arias, 66), pequeño y anticuado hotel, junto al estadio de San Mamés y a pocos pasos de la Gran Vía. Aunque a primera vista pueda decepcionar, se trata de esos establecimientos con ese “algo especial”, que invita a volver a ellos, una y otra, aunque hayamos jurado no volver.
    • Pero si estás dispuesto a gastar algo más, instalaros en el Barceló Nervión (Paseo de Volantín, 66), casi enfrente del Guggenheim. Os encantará.
  • Todo el País Vasco goza de una merecida fama gastronómica, apta para todos los bolsillos. Cualquier bar, tasca o pequeño restaurante del casco viejo ofrece pintxos, raciones, tapas o menús de gran calidad. A nosotros nos gusta Laga (Calle Merced, 2), o El Botxo (Calle Barrenkale 40). Por los aledaños de la Gran Vía también hay algunos bares y restaurantes interesantes, como Baden Baden (Gran Vía, 75), algo más caro, pero delicioso si queréis daros un buen homenaje.
  • Aunque el casco viejo es un hervidero de gente durante las noches de los fines de semana, muchos bilbaínos se han desplazado a los aledaños del museo Guggenheim, donde muchos pubs y bares de copas han abierto en los últimos años, ofreciendo un gran ambiente hasta altas horas de la madrugada.

Nuestra Opinión de Bilbao

  • No lo ocultaremos: Bilbao nos encanta. Y cuanto más lo visitamos, más nos gusta. Olvidaros de la tradicional imagen, fría, triste y gris, de esta ciudad. Ahora es totalmente distinta: llena de vida, moderna, divertida, vital. Aunque echamos de menos la presencia de compañías low cost en su aeropuerto, Bilbao es una excelente opción para cualquier fin de semana. ¡Y no olvidaros el paraguas!

Mapas de Bilbao

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *