Conoce Empuriabrava, un verdadero paraíso marítimo en España

 

Un lugar que causa impacto hasta al más incrédulo se encuentra ubicado en Girona (España), específicamente en la zona municipal de Castelló d´Empúries. Se llama Empuriabrava, considerada como la marina más grande del mundo debido a sus enormes y prolongados canales. Esas características convierten la ciudad en una “Venecia española”, como popularmente se le conoce en otras latitudes.

Los alrededores de Empuriabrava están comprendidos por la desembocadura del río Muga, en el Golfo de Roses. Es una localidad bastante exclusiva y ello lo comprueba sus elegantes y preciosas zonas residenciales, que algunas se remontan al siglo XIX luego de la desamortización. Entre el área habitacional se encuentran Velle, Torre Ribota, Modaguer y Moixó, entre otras.

Empuriabrava comenzó a concretarse en 1968, gracias al emprendimiento del marqués Sant Morí y los reconocidos empresarios Fernando Vilallonga i Rossell y Miquel Arpa i Battle. Estos ingeniosos basaron el proyecto para que se asimilara a las zonas residenciales que caracterizaban a la tropical Miami (Estados Unidos) y Port Grimaund en la Costa Azul.

Los historiadores dan cuenta de que la población fue erigida sobre terrenos pantanosos que generalmente originaban inundaciones que fueron creando canales navegables. De allí el origen de la marina más grande del planeta, tal como se le llama a Empuriabrava. Como si se estuviera en Venecia es el aspecto que lucen estos 25 kilómetros de canales que pueden ser recorridos en botes, dando una experiencia romántica y reconfortante.

Muy pronto, cuando llegó la década de los 70, la ciudad ganó prestigio y enseguida se convirtió en el sitio turístico por excelencia en toda España. Surgieron nuevos proyectos habitacionales y para vacacionar que le dieron valor a estos espacios costeros. Eso sí, debido a los lujos que imperan en la zona, solo los adinerados o pudientes son capaces de pagar por una estadía en Empuriabrava.

Muchos turistas y propios se dejan atrapar por la belleza que muestran las viviendas casi todas pintadas de blanco, con características muy mediterráneas, así como los cientos de botes y embarcaciones que adornan los pequeños puertos, con capacidad para unos 5.000 amarres. La playa es sinónima de lo que es lo paradisíaco sin duda alguna.

Pero si de recorrer Empuriabrava se trata para conocer aún más cada espacio turístico, también se pueden hallar monumentos antiguos en Castelló d´Empúries, sitio que ha ganado mucha importancia porque forma parte de la cultura de esta región española. Asimismo, se encuentra el Parque Natural de Aiguamolls de l´Empordá. Para seguir impresionándose con las maravillas del lugar, está un espigón que tiene nada más y nada menos de 2.200 años de vida.

Es una verdadera obra de la arquitectura española, que forma parte de las primeras obras que construyeron los griegos en la Península Ibérica. Como ven, esta ciudad da para todo. Paseos en playa, botes, comidas y paisajes de ensueño. Debe ser sitio obligado de visita para que nadie se quede sin conocer esta belleza natural. Comienza a investigar sobre este destino y atrévete a toda una aventura marina. ¡No te arrepentirás!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *